Como candidato de los partidos políticos, tengo el placer de informarle al gobierno que hemos llegado al más elevado y patriótico acuerdo para restaurar el imperio de las instituciones nacionales con una plataforma común de aspiraciones patrióticas y con un solo candidato por el cual habrán de sufragar lealmente ambos partidos.

Así pues, nosotros hemos cumplido; esperamos que el gobierno también habrá de cumplir su palabra a elecciones populares limpias de fraude y libres de violencia para elegir el próximo Presidente de la República. El gobierno nos ha dicho con Herrera: “La patria por encima de los partidos”. Nosotros le decimos: De acuerdo; pero agregamos: La patria por encima de los negocios.

Réstame solo significar a ustedes que la confianza con que me han honrado será correspondida hasta con el sacrificio de la propia vida si fuera necesario, y que obligará perennemente mi gratitud.

Las dificultades de comunicación y de expresión a que nos ha sometido el gobierno, especialmente en estos últimos días, me impiden desarrollar ampliamente ante ustedes mi pensamiento político, que por otra parte ya esta expresado en el manifiesto conjunto del 20 de marzo pasado, que tuve el honor de suscribir como presidente del Directorio Nacional Conservador, pero espero, además, poder hacerlo muy pronto para ofrecerle al país, un programa que colme sus anhelos de libertad y de justicia en Colombia.

Servidor y amigo,


GUILLERMO LEON VALENCIA

martes, 21 de abril de 2009

VALENCIA NO ACEPTA EL COFINAMIENTO A POPAYAN

“Respuesta a los Directorios de Popayán

Agradezco la invitación que me hacen para regresar a Popayán con el objeto de poder viajar desde allí a Bogotá pero como estoy seguro de que el gobierno no permitirá mi viaje a ala capital, por las mismas razones que me ha hecho saber aquí, no puedo aceptar la invitación de ustedes que me reduciría a incumplir mis deberes en Popayán, muy gratamente por estar en mi casa, pero en forma intolerable para el país y para los partidos que me han confiado la bandera de la restauración de la patria.

Cuando acepté esta candidatura tuve la convicción absoluta, que hoy se confirma, de que era un candidatura más para la cárcel o el cementerio que para el Palacio de San Carlos. Sin principia a cumplirse esta realidad yo celebro vivamente no haberme equivocado.

Quiero que ustedes entiendan que no se trata de un capricho personal para crear problemas sino del cumplimiento de mi deber que no me permite resignarme a regresar a mi casa abandonando el servicio de la Republica.

Estoy seguro de que ustedes tendrán razones suficientes para juzgar posible mi traslado de Popayán a Bogotá, donde esta el epicentro de mi actuación al servicio del País, pero como soy yo quien tiene en esta hora suprema y difícil la máxima responsabilidad, me niego a regresar y continuaré avanzando hacia Bogotá hasta donde pueda hacerlo. Gracias amigos, y no pierdan jamás la confianza en mí, porque la merezco.

GUILLERMO LEÓN VALENCIA”

Tomado de: Libro “Las Jornadas de Mayo”; Ediciones Documentos Colombianos Bogotá; Pagina: 110

No hay comentarios:

Publicar un comentario