Como candidato de los partidos políticos, tengo el placer de informarle al gobierno que hemos llegado al más elevado y patriótico acuerdo para restaurar el imperio de las instituciones nacionales con una plataforma común de aspiraciones patrióticas y con un solo candidato por el cual habrán de sufragar lealmente ambos partidos.

Así pues, nosotros hemos cumplido; esperamos que el gobierno también habrá de cumplir su palabra a elecciones populares limpias de fraude y libres de violencia para elegir el próximo Presidente de la República. El gobierno nos ha dicho con Herrera: “La patria por encima de los partidos”. Nosotros le decimos: De acuerdo; pero agregamos: La patria por encima de los negocios.

Réstame solo significar a ustedes que la confianza con que me han honrado será correspondida hasta con el sacrificio de la propia vida si fuera necesario, y que obligará perennemente mi gratitud.

Las dificultades de comunicación y de expresión a que nos ha sometido el gobierno, especialmente en estos últimos días, me impiden desarrollar ampliamente ante ustedes mi pensamiento político, que por otra parte ya esta expresado en el manifiesto conjunto del 20 de marzo pasado, que tuve el honor de suscribir como presidente del Directorio Nacional Conservador, pero espero, además, poder hacerlo muy pronto para ofrecerle al país, un programa que colme sus anhelos de libertad y de justicia en Colombia.

Servidor y amigo,


GUILLERMO LEON VALENCIA

martes, 21 de abril de 2009

MENSAJE DEL CANDIDATO VALENCIA A LOS ESTUDIANTES DE BOGOTÁ

Al regresar el señor Valencia de Cali, envió a los estudiantes un mensaje que les fue leído cuando se encontraban sitiados en la Universidad Javeriana por la policía.

El mensaje de Valencia decía así:

“Jóvenes Estudiantes:

Reciban mi emocionado saludo.

Acabo de regresar de Cali donde he estado detenido sin razón ni justicia, y me entero de que ustedes han asumido la defensa de los derechos esenciales del hombre y de la libertad de la Patria.

Con la mas honda emoción les expreso mi solidaridad irrevocable en estos momentos de angustia y de peligro – con la autoridad que me da haberme batido sin miedo ante la tiranía - que sería absurdo exponerse a perecer en las escaramuzas, porque no se podría estar en la batalla definitiva que habrá de restaurar en Colombia los fueros imprescriptibles de orden, de la justicia y de la libertad.

En consecuencia, les pido cordura, que no es claudicación; les aconsejo serenidad, que no es cobardía; les exijo preservar sus vidas que son el mejor tesoro de la Patria, para que en el futuro próximo élla tenga a quienes entregar sus destinos sagrados.

Con los jefes esclarecidos de los dos partidos históricos habremos de estudiar – en permanente consulta con ustedes – la situación en la que todos nos encontramos comprometidos, para proponer fórmulas efectivas de solución, que amparen y protejan los derechos de los colombianos y aseguren la plenitud de las garantías constitucionales.

Como estoy seguro de que merecemos la confianza de ustedes, aspiro a que nos la mantengan para asumir conjuntamente la responsabilidad que a todos nos corresponde en busca de una solución oportuna y patriótica.

Entre tanto, pido a los estudiantes de Bogota y del país, que no faciliten al gobierno el seguir resolviendo con muertos los problemas vitales de Colombia.

La patriótica decisión adoptada por las universidades colombianas, no requiere – para producir todos los efectos de sanción moral que entraña – de manifestaciones excesivas que puedan facilitar el ejercicio de la violencia y sembrar confusión sobre las verdaderas intenciones de la posición universitaria.

Estamos listos a correr con los estudiantes todas las contingencias que pueda acarrear el servicio leal de Colombia.

Bogotá, mayo 3 de 1957.

GUILLERMO LEÓN VALENCIA”


Tomado de: Libro “Las Jornadas de Mayo”; Ediciones Documentos Colombianos Bogotá; Pagina: 112-113.

No hay comentarios:

Publicar un comentario