Como candidato de los partidos políticos, tengo el placer de informarle al gobierno que hemos llegado al más elevado y patriótico acuerdo para restaurar el imperio de las instituciones nacionales con una plataforma común de aspiraciones patrióticas y con un solo candidato por el cual habrán de sufragar lealmente ambos partidos.

Así pues, nosotros hemos cumplido; esperamos que el gobierno también habrá de cumplir su palabra a elecciones populares limpias de fraude y libres de violencia para elegir el próximo Presidente de la República. El gobierno nos ha dicho con Herrera: “La patria por encima de los partidos”. Nosotros le decimos: De acuerdo; pero agregamos: La patria por encima de los negocios.

Réstame solo significar a ustedes que la confianza con que me han honrado será correspondida hasta con el sacrificio de la propia vida si fuera necesario, y que obligará perennemente mi gratitud.

Las dificultades de comunicación y de expresión a que nos ha sometido el gobierno, especialmente en estos últimos días, me impiden desarrollar ampliamente ante ustedes mi pensamiento político, que por otra parte ya esta expresado en el manifiesto conjunto del 20 de marzo pasado, que tuve el honor de suscribir como presidente del Directorio Nacional Conservador, pero espero, además, poder hacerlo muy pronto para ofrecerle al país, un programa que colme sus anhelos de libertad y de justicia en Colombia.

Servidor y amigo,


GUILLERMO LEON VALENCIA

martes, 21 de abril de 2009

CARTA DEL OBISPO AUXILIAR DE CALI AL GOBERNADOR DEL VALLE DEL CAUCA CON OCASION DE LA DETENCION DEL CANDIDATO VALENCIA

“Cali, mayo 3 de 1957

Señor Brigadier General
Jaime Polanía Puyo
E. S. D.

Señor Gobernador:

Ayer hice al señor doctor Guillermo León Valencia el ofrecimiento espontáneo de proporcionarle alojamiento en el Palacio Episcopal, durante el tiempo de su detención, cosa que él no aceptó.

Sin embargo en vista de que con él están ahora su esposa e hija y de que su presencia por mas tiempo en la casa particular que los alberga constituye una grave incomodidad para sus dueños que él quisiera evitar, de acuerdo con su principal compañero de detención, el doctor Carlos Sardi Garcés, me ha enviado muy comedida y obligantemente la aceptación de la ofrecida hospitalidad si se la puedo otorgar a los dos.

Como de mi parte no hay ningún inconveniente al respecto con toda atención pido a usted acceder a que se adopte esta medida, en la seguridad en que esto contribuirá a disminuir notablemente la tensión que estos acontecimientos han producido en un vasto sector de la ciudadanía.

No sobra decirle, señor gobernador, que los mencionados señores pueden estar aquí en idénticas condiciones de vigilancia a las que tiene en su residencia actual, sin que esto represente ninguna incomodidad para mí, y que yo le garantizaré personalmente a usted la seguridad para ellos, tanto de su integridad personal, como de su permanencia en esta casa a sus ordenes.

En espera de que el señor gobernador vea en esta intervención mía la mejor buena volunta de cooperar a la solución de un dificultad que yo considero muy grave y de que, por lo mismo, acoja favorablemente esta solicitud, le anticipo agradecimientos y me suscribo a usted atento servidor,

(Fdo.) MIGUEL ANTONIO MEDINA, Obispo Auxiliar”


Tomado de: Libro “Las Jornadas de Mayo”; Ediciones Documentos Colombianos Bogotá; Pagina: 108-109.

No hay comentarios:

Publicar un comentario