Como candidato de los partidos políticos, tengo el placer de informarle al gobierno que hemos llegado al más elevado y patriótico acuerdo para restaurar el imperio de las instituciones nacionales con una plataforma común de aspiraciones patrióticas y con un solo candidato por el cual habrán de sufragar lealmente ambos partidos.

Así pues, nosotros hemos cumplido; esperamos que el gobierno también habrá de cumplir su palabra a elecciones populares limpias de fraude y libres de violencia para elegir el próximo Presidente de la República. El gobierno nos ha dicho con Herrera: “La patria por encima de los partidos”. Nosotros le decimos: De acuerdo; pero agregamos: La patria por encima de los negocios.

Réstame solo significar a ustedes que la confianza con que me han honrado será correspondida hasta con el sacrificio de la propia vida si fuera necesario, y que obligará perennemente mi gratitud.

Las dificultades de comunicación y de expresión a que nos ha sometido el gobierno, especialmente en estos últimos días, me impiden desarrollar ampliamente ante ustedes mi pensamiento político, que por otra parte ya esta expresado en el manifiesto conjunto del 20 de marzo pasado, que tuve el honor de suscribir como presidente del Directorio Nacional Conservador, pero espero, además, poder hacerlo muy pronto para ofrecerle al país, un programa que colme sus anhelos de libertad y de justicia en Colombia.

Servidor y amigo,


GUILLERMO LEON VALENCIA

martes, 21 de abril de 2009

MENSAJE DE ALBERTO LLERAS CAMARGO A LA NACIÓN

“Compatriotas:

El doctor Guillermo León Valencia y yo fuimos invitados por los Miembros de la Junta Militar que se constituyó en las primeras horas del día a conferenciar con ellos.

A la Junta hicimos una exposición de los propósitos del movimiento político de los dos partidos tradicionales que se resumen en el acuerdo el 20 de marzo pasado. El movimiento ha logrado hoy uno de sus objetivos en la lucha por la restauración de la normalidad republicada, pero prosigue en su empeño hasta que en un país plenamente pacificado convivan los colombianos bajo un régimen de leyes votadas por sus representantes auténticos, ejecutadas por sus funcionarios administrativos y aplicada con rigor e imparcialidad por sus jueces, y en el que sus mandatarios sean elegidos por un sufragio puro.

El doctor Valencia y yo hemos visto con satisfacción que las finalidades del acuerdo de los partidos no se apartan de las intenciones del gobierno de la nueva Junta, y que ella, nacida de circunstancias excepcionales, eminentemente transitoria en su tarea, habrá de empeñarse en reestablecer la normalidad institucional con la cooperación de los dos partidos. Todo lo que conduzca a ese fin tiene nuestro apoyo, así lo hemos prometido a la Junta…

Saludamos a nuestros compatriotas con jubilo en la primera ocasión que se nos ofrece de aprovechar este medio para llegar hasta ellos, medio que antes nos era vedado. Les pedimos serenidad y también paciencia en estos primeros tiempos de un nuevo gobierno, que está decidido a cumplir una tarea transitoria, pero que puede ser magnifica e histórica si se desarrolla con empeño y desinterés, con patriotismo, y solicitando la colaboración de todos los colombianos de buena voluntad.”

Tomado de: Libro “Las Jornadas de Mayo”; Ediciones Documentos Colombianos Bogotá; Pagina: 217-218

No hay comentarios:

Publicar un comentario