Como candidato de los partidos políticos, tengo el placer de informarle al gobierno que hemos llegado al más elevado y patriótico acuerdo para restaurar el imperio de las instituciones nacionales con una plataforma común de aspiraciones patrióticas y con un solo candidato por el cual habrán de sufragar lealmente ambos partidos.

Así pues, nosotros hemos cumplido; esperamos que el gobierno también habrá de cumplir su palabra a elecciones populares limpias de fraude y libres de violencia para elegir el próximo Presidente de la República. El gobierno nos ha dicho con Herrera: “La patria por encima de los partidos”. Nosotros le decimos: De acuerdo; pero agregamos: La patria por encima de los negocios.

Réstame solo significar a ustedes que la confianza con que me han honrado será correspondida hasta con el sacrificio de la propia vida si fuera necesario, y que obligará perennemente mi gratitud.

Las dificultades de comunicación y de expresión a que nos ha sometido el gobierno, especialmente en estos últimos días, me impiden desarrollar ampliamente ante ustedes mi pensamiento político, que por otra parte ya esta expresado en el manifiesto conjunto del 20 de marzo pasado, que tuve el honor de suscribir como presidente del Directorio Nacional Conservador, pero espero, además, poder hacerlo muy pronto para ofrecerle al país, un programa que colme sus anhelos de libertad y de justicia en Colombia.

Servidor y amigo,


GUILLERMO LEON VALENCIA

martes, 21 de abril de 2009

MENSAJE DEL CANDIDATO GUILLERMO LEÓN VALENCIA A LA NACIÓN

“Colombianos:

Con la más honda emoción patriótica tengo el honor de anunciaros que acabamos de ganar la gran batalla de la Patria. Sin disparar un sólo tiro ni derramar nosotros una sola gota de sangre de los adversarios, estamos en condiciones de contribuir a restaurar los fueros de la Republica, y de continuar la historia de Colombia.

Sangre inocente derramada en las calles de Bogota, ha ennoblecido la bandera que nos sirvió de enseña en al contienda, y los raudales de sangre que han teñido las calles de las ciudades y pueblos martirizados de la Patria, han servido para escribir quizá la última página de la barbarie en nuestra Patria…

Ha llegado, pues, la hora de deponer resentimientos, de superar prejuicios, de avasallar rencores, para purificar y elevar los corazones a las alturas de la serenidad y el patriotismo y poder hacer patria, como el mejor ejercicio de nuestras actividades ciudadanas…

Colombianos: la orden del día de la victoria de la Patria debe escribirse así: serenidad y firmeza en homenaje a la juventud colombiana y al pueblo que escribieron con su sangre generosa una de las mas nobles y heroicas páginas de la historia nacional.”

Tomado de: Libro “Las Jornadas de Mayo”; Ediciones Documentos Colombianos Bogotá; Pagina: 219-220-221

No hay comentarios:

Publicar un comentario